Slider

La familia Couselo tiene 100 años de tradición en la Argentina, contados a partir de la llegada del abuelo Ramón Couselo a la argentina desde España, a principios del siglo pasado.

En el año ‘80 se trae la primera fabricadora de palitos helados a Santiago del Estero y Helados Kay mantiene el puesto de pionero con el establecimiento de una planta modelo a nivel país, por la estructura, el tipo de maquinaria y la instalación con la que contaba. Considerada la planta número 3 en toda la Argentina.

A partir del año 2001, comienza a ampliarse la línea de productos del canal impulsivo. Aparecen los palitos helados de agua y de leche, bombón palito, Kaycito, alfajor helado y otros. Paralelamente, con la gestión de Ramón Alejandro Couselo (hijo), se consolida la comercialización a través de distribuidores mayoristas que operan en diferentes barrios de la ciudad y ciudades del interior de la provincia, tales como Fernandez, Forres, Ojo de Agua, Frias, Loreto y Tintina.

En 2014 logran registrar la marca “Helados Kay, más ricos no hay” y en el 2017 invierten en la compra de un terreno y comienzan a construir desde cero la fábrica actual. Actualmente la fábrica está considerada como una de las más completas a nivel Nacional, con la infraestructura adecuada para evitar la contaminación de los productos elaborados con tecnología de punta.

Misión

Producir y comercializar productos con altos estándares de calidad, satisfaciendo las expectativas de nuestros consumidores, clientes, distribuidores y franquiciados, creciendo de forma sostenida con un equipo humano motivado con sólidos principios éticos orientado al servicio, teniendo como prioridad la labor social generando empleo dentro de la provincia y proyectando una imagen de solidez y responsabilidad.

Visión

Nuestro objetivo principal para un futuro cercano es que la marca sea reconocida a nivel nacional y se encuentre asociada al buen gusto, el emprendimiento, el trabajo constante y el sabor tradicional de nuestros helados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: